Comunicado de Rivas Puede sobre la modificación de Estatutos de Rivamadrid


421328554_78159_4734520410930987929Rivas Puede votó ayer, 16 de marzo, contra la modificación de los Estatutos que el Gobierno propuso para la Empresa Municipal de Servicios Rivamadrid. Dicha modificación se planteó en principio con el objetivo de ampliar el número de objetos sociales de la entidad, de forma que en su momento pudiera asumir la prestación de servicios que el Ayuntamiento decidiera municipalizar. Sin embargo, entre las modificaciones propuestas había varias más que o bien no tenían nada que ver con esa ampliación de objeto social, o bien nos parecía que contradecían el objetivo de la municipalización.
Entre las primeras cabe destacar el aumento, de 7 a 10, del mínimo de consejeros o consejeras de que debía constar el Consejo de Administración, así como la inclusión de dos funcionarios entre los miembros del Consejo. Otras propuestas planteaban definir la forma en que Rivamadrid preste servicios con una frase que literalmente dice “Las indicadas actividades también podrán ser desarrolladas por la Sociedad, total o parcialmente de modo indirecto”.
Tampoco nos parecieron asumibles determinadas propuestas de ampliación de objeto social, como las que plantean el “Mantenimiento y atención de instalaciones deportivas” o la “Conserjería y servicios auxiliares”, ya que actualmente son servicios prestados por funcionarios municipales que no creemos deban ser sustituidos por personal de Rivamadrid.
El Gobierno aceptó cambiar la redacción de algunos de estos puntos, cosa que aplaudimos. Sin embargo, votamos en contra porque en ese momento la redacción era la que era y el voto que finalmente cuenta para la aprobación de la modificación de Estatutos, es el de la Junta General. En esa Junta, y a la vista de la nueva redacción que se presente a votación, Rivas Puede votará a favor de aquel documento que refleje fielmente la voluntad de hacer de Rivamadrid una empresa que dé cauce al necesario esfuerzo de municipalización, algo que Rivas Puede lleva en su programa electoral y que defenderá a cualquier precio.
Sin embargo, queremos dejar constancia de que no permitiremos que bajo la apariencia de medidas tendentes a facilitar la municipalización, lo que se busque sea trasladar a Rivamadrid la capacidad de realizar contrataciones externas que no tendrían la misma supervisión y control que tienen las que el Ayuntamiento hace como tal.
Lo contrario sería un fraude a las vecinas y vecinos que piden municipalizar unos servicios que, si no estamos atentos, podrían verse externalizados por la puerta de atrás y sin el debido control.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*