• PILAR ALCOVER CASTRO


Motivación

Nunca he militado en ningún partido político, pero toda mi vida he estado muy sensibilizada con las luchas sociales, desde los tiempos de la dictadura franquista hasta la actualidad. Antes de la aparición del 15M me quejaba de la poca (aparentemente) implicación  de los jóvenes en las movilizaciones, incluso siempre pensaba ¿Pero donde están los jóvenes?  pero a partir del 15 M la cosa cambió. Para mi fué una alegría inmensa ver toda aquella masa de gente en las plazas y con esas ganas de implicarse en todo. A partir de aquí empecé a ver que había un giro importantísimo en la vida política y social. Después hubo sus momentos de euforia y de cierta decadencia del movimiento, pero yo sabía que una vez iniciada la chispa el fuego no estaba extinguido, estaba cuando menos en sus rescoldos. Con la aparición de Podemos me reafirmé en lo que había pensado de que por fin se podía ir mas allá y poder ser más eficaces y dar forma a toda aquella rebeldía que supuso el 15M, al igual que todas las movilizaciones: Luchas de la sanidad, de la educación, contra la reforma laboral, por el derecho al aborto, Marchas de la Dignidad y muchas más y vi que ahora si quería implicarme más en la vida política, y que mi situación personal, al estar ya jubilada, me lo permitía.

Biografía

Tengo 70 años. Provengo de una familia de  castellanos viejos, por aquello de Castilla la Vieja, como nos enseñaban en los colegios de nuestra época. De padre republicano  represaliado, quien estuvo durante seis años en cárceles y penales, toda la guerra incivil y tres años más. De ahí mi conciencia política. Dejé muy joven los estudios, con 15 años,  por aquello de ayudar a mi familia con mis trabajos, pero en cuanto pude, eso ya hacia el año 1968, con 23 años, retomé los estudios, compatibilizándolos con el trabajo y  conseguí licenciarme en Derecho. Desde 1977 a 1987 trabajé de abogada laboralista en CCOO y luego como Técnica de Administración General, en un ayuntamiento del sur de la Comunidad de Madrid hasta el año 2005 en que me jubilé. Desde el año 1971 vivo con Javier y tengo dos hijos, ya independizados. La vivencia con mi compañero, acrecentó mi conciencia política y ahora con más tiempo he querido implicarme más para poner mi granito de arena y conseguir aquello que decimos. “otro mundo es posible y SI SE PUEDE.